Pizza Casera


Sin importar la época del año, una pizza siempre es una gran opción para sorprender a tus seres queridos, especialmente si la hacer artesanalmente y en casa. Aquí te daremos algunas recomendaciones para lograrlo.

Es el producto de una evolución y combinación de los elementos que la componen. Tiene su origen en el antiguo Egipto con el pan ácimo. Los persas fueron los que decidieron añadirle queso cerca del siglo VI a.C. y posteriormente los romanos le agregaron el aceite, hierbas como la albahaca, miel y algunos frutos silvestres.

El nombre proviene de la expresión romana “picea” que hacía referencia al pan que era tostado a la leña. Aunque con los napolitanos, a quienes se les atribuye la popularización de las foccacias, (panes cubiertos con hierbas aromáticas y especias) ganaron mayor reconocimiento y dando base a lo que hoy conocemos como pizza. El tomate fue añadido alrededor del siglo XVI cuando éste llega a Europa después del descubrimiento de América.

 

Para el siglo XVIII ya se agregaba queso a la preparación, convirtiendo a Napoles como “La Ciudad de las Pizzas” por la proliferación de locales a pie de calle que ofrecían este exquisito platillo, hecho a base de pan, con salsa de tomate, queso y una gran variedad de ingredientes.

 

Ahora sí, con la información necesaria para tener un tema de sobre mesa entremos al proceso de creación, que es lo que hoy nos ocupa.

 

EL SECRETO ESTÁ EN LA MASA

Ingredientes para 2 unidades

  • 160 g de harina de trigo
  • 100 ml de agua templada
  • 1 cucharadita de sal fina
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 7 g (un cuarto de paquete) de Levadura seca de panadería o fresca 

Lograr una masa casera ideal es un proceso es relativamente sencillo, pero lleva algo de tiempo (entre 3 y 4 horas) para dar tiempo a que actúe la levadura, por lo que es importante que lo tomes en cuenta. Por ello te invitamos a que si decides hacer pizzas en casa, tomes en cuenta que el proceso podrá requerir más tiempo del que quizás pensabas.

Para su elaboración vierte en una taza medidora el agua templada, con la que vamos a disolver la levadura. En un bowl de vidrio vacía la harina, la sal y, poco a poco, vierte el agua con la levadura (Es más fácil sí vamos amasando poco a poco a medida que echamos el agua, hasta integrarla toda y lograr una masa homogénea). Una vez incorporados todos los ingredientes y habiendo logrado una masa con textura firme, colócala en una superficie limpia y con un poco de harina espolvoreada para evitar que se pegue en tus manos, comienza a amasar (en caso de que la harina se sienta pegajosa añade un poco más de harina).

 

Procura que la masa que lo suficientemente seca para que no se pegue en las manos o en la superficie sobre la cual estés trabajando, pero evita que quede muy seca pues se podría quebrar al estar en el horno. Una vez que la masa esté homogénea, elástica y no pegajosa, vierte la cucharada de aceite por encima y vuelve amasarla. Poco a poco la masa absorberá todo el aceite. Tras esto, la masa está lista.

 

Haz una esfera con la masa y realiza dos incisiones con un cuchillo para que pueda crecer bien. Colócala en un Bowl y tápala con un paño húmedo, en un sitio templado (entre 20 y 25 grados) y déjala que repose.

 

LA SALSA APORTA LA MITAD DEL SABOR

Si el tiempo te lo permite, la mejor opción sería hacer una salsa casera de tomate. evaporePara prepararla, coloca tomates limpios, cortados en cubos, en una olla caliente con un poco de aceite de oliva. Comienza removiendo bien para que el aceite se impregne en todo el tomate y después sube la flama hasta que la cocción evapore el agua que sacaron los jitomates. Mueve constantemente para evitar que se queme o se pegue hasta lograr una salsa bastante concentrada. Al llegar a este punto, trasládala a un sartén para trabajarla mejor. Una vez que tenga la consistencia deseada, pásala por un colador para evitar que pasen las semillas o la cáscara. Sazona con sal y pimienta al gusto. Un poco de albahaca y ajo le darán un gusto especial.

 

Si quieres ahorrar tiempo en este proceso, es válido comprar tomate italiano en lata. Si encuentras pasta de pomodoro (un tomate mas denso y menos liquido es ideal para la pizza pues aporta menos liquido).

 

El QUESO

Aunque la opción más común es el queso mozarela rallado para pizzas que encuentras en el super mercado, lo ideal es utilizar queso mozzarella fresco en bola. Retíralo del agua, sécalo y colócalo en trozos de medio grosor en tu pizza. En la receta original de las pizzas napolitanas, el queso se coloca una vez que se saca la pizza del horno.

 

PREPARACIÓN

Una vez que la masa haya reposado, es momento de poner manos a la obra. Precalienta el horno, si tienes un horno de convección, pon la temperatura al máximo, a unos 250º, con la función de ventilador encendida. A esta temperatura la pizza estará lista en 4 o 5 minutos. Si tienes un horno eléctrico pon también la temperatura al máximo, pero tendrás que dejar la pizza más tiempo, entre 10 y 12 minutos. Mientras se calienta el horno termina de preparar la masa. Divídela en dos y colócala nuevamente en la superficie de trabajo previamente enharinada, estira la masa. Si es necesario haz uso de un rodillo y prepara dos pizzas de forma ovalada y colócalas sobre una  piedra de cerámica y si no tienes, una rejilla para pizza.

 

Coloca la base de la pizza en la parte baja del horno por un par de minutos, de esta manera tendremos la base previamente horneada para restar humedad a la masa y así lograr un resultado más crujiente. Ahora saca la masa del horno y añade el tomate, el queso y el resto de ingredientes que hayas escogido.

 

Con ayuda de una pala, devuelve la pizza al horno, y deja que se hornee siguiendo el tiempo indicado o hasta que veas que los ingredientes de la pizza están hechos y los bordes están dorados. Saca la pizza, añade los ingredientes frescos que no hayas metido en el horno, con un cortador para pizza pártela en ocho rebanadas y sirve inmediatamente.

 

Si preparas la receta, comparte con nosotros el paso a paso y el resultado vía Instagram @cratebarrelmx.

¡Gracias por seguirnos!

 

Otros artículo que te podrían interesar:

La Copa Correcta Para Cada Tipo De Vino.

Ideas Para Tener La Mejor “Date Night En Casa”

Happy Hour ¿Qué Es? Y Recomendaciones Para Hacerlo Como Un Profesional En Casa

¿Por Qué Tomar Cerveza En Vaso?

Una Cocina Organizada Es Una Cocina Decorada

¿Cómo Armar Una Tabla De Quesos Sorprendente?

Aprovecha el tiempo en familia para hornear galletas con chispas de chocolate