¿Qué Son Los Acentos De Color En Decoración?


En interiorismo existe un término frecuentemente: el acento de color. Aunque es muy común, no siempre tenemos claro qué significa: cuando hablamos de decoración, el color tiene un protagonismo especial. Si quieres descubrir las claves de cómo aplicarlo efectivamente, sigue leyendo.

Los profesionales en interiorismo constantemente hacen énfasis en que la elección del color es casi tan importante como la selección de los muebles ya que puede desempeñar diversas funciones.

¿A qué nos referimos con este término? Es la elección y uso de un accesorio que contraste con la paleta de color de un espacio; un florero de un tono llamativo en una esquina; caminos de mesa o incluso colocar cojines a contraste de la tela de un sillón… a esto nos referimos cuando hablamos de los acentos en la decoración. Se trata de esos objetos que sin ser protagónicos, subrayan o complementan un proyecto de interiorismo.

El acento de color genera una especie de “choque” que rompe con el efecto visual. El efecto puede ser independiente del tamaño del objeto: puede ser el hilo en una tela, una flor, un cojín, una escultura, una silla o incluso y detalle pequeño.

El contraste sirve para elevar, vigorizar o incluso dar vida a la paleta básica de la decoración. Para lograrlo, podemos elegir uno o varios tonos, dependiendo de la composición. Por ejemplo, Una de las formas más comunes es colocar una pintura, fotografía o arte en la pared y complementarlos con cojines o lámparas. Sin embargo, a pesar de ser visualmente efectivo, es importante no saturar el espacio con colores que contrasten y compitan entre sí. Incluso, un espacio saturado o mal contrastado, puede verse como un “error” en la decoración.

Entonces te preguntarás ¿cuál es el balance adecuado? Para ello algunos arquitectos e interioristas emplean una regla que han llamado: 60, 30, 10.

Porcentajes para lograr el equilibrio del color

 

La regla nos recomienda elegir tres colores para lograr armonía y equilibrio en un espacio. Por lo tanto, lo óptimo es elegir 60% como color dominante, 30% color secundario y 10% como color de acento.

Comúnmente, el tono dominante se aplica en los muros, ya que ocupan la mayor parte del espacio. Puedes repetirlo en detalles diversos dentro del espacio para lograr una armonía visual.

En cuanto al color secundario, la mayoría de las veces se usa en muebles, cortinas, alfombras u otros textiles. Mientras que el color de acento puede aplicarse en accesorios, almohadas, jarrones, piezas decorativas, cuadros y otros.

Se recomienda que no exceda del 10% de los objetos de la habitación. Cojines, alfombras, lámparas, algún sillón, una manta o incluso el color de las sillas, son algunos de los ejemplos con los que puedes lograr este objetivo.

Si decides acentuar una pared pintándola de un color distinto, lo recomendado es que no sea muy grande, para respetar la proporción del 10% en una forma aproximada.

Acentos de color según los tonos base

Si en decoración usas una paleta neutra como base, podrás utilizar dos o tres colores como acento (recordando no exceder la proporción recomendada. El uso de tonos vibrantes y/o complementarios, como el turquesa o mandarina, puede ser una gran idea

Si la habitación está decorada dentro de una gama más obscura, es decir, con colores gris, café o azul marino por ejemplo, el amarillo mostaza, el verde seco y el blanco pueden ser una excelente opción para romper la monotonía.

Es sencillo y a la vez divertido jugar con el acento de color, pues puede aplicarse en elementos que pueden moverse fácilmente o incluso cambiar cada temporada ya que suelen ser artículos menos costosos. Recuerda que la decoración va de la mano de la creatividad, y para fortalecerla podemos iniciar experimentando, así que disfruta el proceso y atrévete a cambiar tu casa con estas recomendaciones.

Esperamos que el tema que trabajamos hoy para ti sea de utilidad. Si te gustó el artículo nos encantaría que lo compartieras en tus redes sociales y nos mencionaras en nuestra cuenta de Instagram @cratebarrelmx ¡Gracias por seguirnos!