¿Qué Debo Considerar Al Elegir Un Sofá?


Comprar un sillón no es una decisión para tomar a la ligera, ya que es un mueble que pocas veces se cambia. Generalmente duran entre 8 y 10 años, por lo que es importante considerar varios factores. Aquí te compartimos algunos tips que te pueden resultar útiles.

Tal vez suene evidente, pero un sofá es mucho más que un asiento. Dependiendo del objetivo y el espacio donde lo coloquemos, puede ser el lugar en donde descansemos, veamos una película, un rincón de lectura o el anfitrión de nuestras reuniones caseras.

Al ser uno de los muebles que menos se renuevan, uno de los principales puntos a considerar es la cantidad de personas que hay en el hogar. No es lo mismo una sala de dos personas mayores, que una con niños y/o mascotas. Afortunadamente, en la actualidad Podemos investigar y comparar las distintas opciones antes de tomar una decisión definitiva y para ello queremos compartir contigo las siguientes recomendaciones:

Mide el espacio dónde vas a colocarlo

Lo recomendable es medir el largo y el ancho del espacio en el que será ubicado. Las medidas te permitirán trabajar mejor con la perspectiva del espacio, ya que es común que los muebles en la tienda parezcan más pequeños de lo que en realidad son. Algunos espacios de exposición como el de Crate and Barrel cuentan con un amplio espacio para permitir que los clientes aprecien los muebles desde todos los ángulos posibles, pero que pocas veces tendrán las medidas o proporciones de las casas.

Si el espacio en donde lo vas a colocar es pequeño, lo ideal es que sea de dos plazas. Un sofá demasiado grande dará la sensación de saturación; si optamos por montar una sola pieza, lo más recomendable es colocarlo en el muro más largo de la estancia.

La configuración del sofá también dependerá del espacio disponible. Los modelos en escuadra, son ideales para aprovechar a su máximo el espacio y separar ambientes. Configuraciones, como los modulares, que como su nombre lo dice, pueden utilizarse separados o en conjunto para darle una mayor versatilidad al espacio.

Un consejo que queremos compartirte es que al ancho del espacio le restes entre 90 y 100 centímetros, que correspondan a las mesas auxiliares.

Primero la comodidad

 El primer paso natural mientras hacemos el proceso de selección, es tocar los sillones y sentarnos en busca de la comodidad. Presta atención en esta fase, y sobre todo ten claro tus preferencias. Un sofá en principio suave puede volverse a la larga, demasiado blando, lo cual puede llegar a resultar incómodo e incluso generar a la larga, problemas de espalda.

Existen diversos materiales con los que se puede fabricar el relleno del sillón, para ello lo ideal es que te acerques a nuestros asesores y les brindes información de cuál será el uso que le tienes pensado. Entre más información le des, mejor será la recomendación para cubrir tus necesidades.

También es importante considerar las dimensiones: lo ideal es que el asiento no tenga una profundidad menor a 75 cm y la altura recomendada para el asiento sea de 90 cm (puedes probar si será cómodo para ti, si al sentarte tus rodillas hacen un ángulo de 90°).

¿En qué tela o material lo debo comprar?

Definitivamente la respuesta solo la tienes tú, y se determinará por el estilo del espacio para el que lo quieres, pues es una pieza que formará parte del estilo. Sin embargo, podemos sugerirte cuatro opciones:

Felpa y gamuza, son versátiles e ideales espacios de mayor tráfico, sobre todo en casas con niños, adolescentes o mascotas. Son telas muy resistentes, fáciles de lavar y disimulan muy bien las manchas, por lo que su ciclo de vida es muy largo.

La composición de fibras como viscosas, algodones, poliéster entre otras son conocidas como fibras mixtas. Éstas destacan por sus texturas variadas y su flexibilidad para los distintos estilos de decoración. Así también encontramos una tela sofisticada por excelencia como es el lino, que, a pesar de ser una tela exquisita para los sofás, es bastante delicada.

No podemos olvidar el cuero; una excelente opción para espacios más contemporáneos o masculinos. Sin embargo, su durabilidad es más reducida, dependiendo mucho del uso que se le dé al sofá

Compatible con el resto de la decoración

Es común que nos dejemos llevar por la emoción de la pieza más llamativa sin detenernos a pensar en la armonía del espacio en donde será colocado. Es importante no hacer compras de impulso y que, al llegar a casa, nos veamos forzados a hacer un cambio radical de decoración para tratar de que sea compatible con la nueva adquisición.

En cuanto a colores, existen múltiples opciones, siempre tomando en cuenta que los tonos vibrantes pueden causar aburrimiento más fácilmente. Si has optado por esta opción, asegúrate de que sea la pieza central de tu decoración.

Por otro lado, optar por Un modelo con tonos neutros, permite añadirle color con accesorios como cojines lisos, estampados, con texturas y en diversos tamaños, sobre todo si queremos cambiar la decoración cada temporada.

Otro consejo es colocar una manta del color sobre una esquina o cayendo del respaldo. Ésta puede cambiar cada temporada logrando dar un toque fresco para las calurosas noches de verano, o un toque acogedor para los meses más fríos.

Esperamos que las recomendaciones que te compartimos te sean de utilidad. Si te gustó el artículo nos encantaría que lo compartieras en tus redes sociales y nos mencionaras en nuestra cuenta de Instagram @cratebarrelmx ¡Gracias por seguirnos!