¿Por Qué Tomar Cerveza En Vaso?


¿Quieres evitar la molesta hinchazón que se provoca después de tomar cerveza? Aquí te diremos cómo.

Existen una gran cantidad de mitos respecto a la cerveza; creencias que son tan arraigadas que ni siquiera las cuestionamos. Son muchas y muy variadas las preferencias cuando se trata de tomar cerveza. Algunos dicen que la presentación en lata conserva el frío por más tiempo, otros que beberla directo de la botella es lo mejor.

Los segundos creen que las cualidades de la cerveza quedan intactas si ésta se conserva en una botella. Ya sea porque creen que el gas, el aroma y el sabor se escapan más rápido en otro recipiente, o porque consideran que esa es la manera en la que debe tomarse de acuerdo a los productores. Esto es erróneo, ya que al verter la bebida en un vaso, comienza a perder gas (dióxido de carbono) lo que ayuda a evitar la sensación de hinchazón y pesadez que se suele asociar al consumo de la cerveza y la segunda es porque al escapar el CO2 los aromas contenidos se volatizan y permiten apreciar mejor sus cualidades, lo que no sería posible conservándola dentro de la botella.

UN TIPO DE VASO PARA CADA TIPO DE CERVEZA

Seguramente a este punto te preguntarás ¿Cuál es el vaso ideal para servirme una cerveza fría? La respuesta es simple, Existen una gran diversidad de tamaños y estilos que, al igual que con las copas de vino, están diseñadas para potencializar las características de cada una de las variedades que existen. Estas son las principales:

COPA

La copa es la elección más adecuada para las cervezas artesanales, ya que generalmente tienen un aroma y sabor más complejo, así como una mayor graduación alcohólica. Su forma permite concentrar los aromas permitiendo su mayor aprovechamiento.

TARRO

Es quizás la opción más conocida y la que encontramos con mayor frecuencia en la casa de los amantes de esta bebida. Es ideal para cervezas ligeras y con mayor cantidad de gas que es liberado gracias a la apertura de la boca de este recipiente. Además, puede ayudar a conservar por más tiempo la temperatura ideal.

PILSNER

El diseño de este vaso permite apreciar el color y las tonalidades doradas de la cerveza. Tiene una boca ligeramente más ancha, lo que favorece la volatilización de los aromas, pero a la vez conserva más tiempo la espuma, retrasando la oxidación del líquido. Es un diseño inspirado en los vasos para cervezas alemanas Weizen (hechas a base de trigo).

VASO PORTLAND

Un vaso que captura las mejores características de tu cerveza favorita. Es una pieza bien proporcionada, que con sutil forma de cono, permite mantener la cabeza almohada (espuma), permitiendo catar incluso los aromas más sutiles mientras se disfruta el sabor.

¿CÓMO SE DEBE SERVIR?

Se recomienda servir en un vaso para obtener la espuma perfecta. Con ello podrás degustar y distinguir totalmente todos los elementos de una cerveza. Lo ideal es que la espuma tenga un espesor de entre 2.5 y 3 cm. Para lograrlo, vierte la cerveza en un ángulo de 45 grados lo que permitirá que la bebida caiga por la parte media de la pared del vaso logrando una buena oxigenación.

La temperatura recomendada para una cerveza dependerá de su estilo y puede ir de los 4 a los 15 C aproximadamente.

Procura evitar servirla en un vaso congelado, pues el hielo diluirá el sabor y alterará por completo la experiencia.

Si te resultó interesante la información y te dimos una idea para servirte esta bebida el fin de semana, menciónanos en nuestra cuenta de Instagram @cratebarrelmx  ¡Gracias por seguirnos!