Los vasos para cerveza de Crate and Barrel


A veces es por la rutina y otras por simple indiferencia: bebemos la cerveza a ciegas, directamente de la botella o lata, ignorando los tesoros que podemos encontrar en sus misteriosas profundidades.

A veces es por la rutina y otras por simple indiferencia: bebemos la cerveza a ciegas, directamente de la botella o lata, ignorando los tesoros que podemos encontrar en sus misteriosas profundidades. Pero hay mucho más que podemos disfrutar de ese delicioso tónico dorado si nos decidimos a liberarlo, para que alcance su máximo potencial después de destapado.

 

La revolución comienza desde el momento en que inclinas un poco el vaso y sirves la cerveza: las burbujas se arremolinan en el fondo y suben a la superficie liberando el aroma de la malta,  formando una cabeza de espuma, donde se concentra el sabor. Sé testigo del juego efervescente, el espectáculo deslumbrante del dorado, o la turbiedad silenciosa del marrón. Y como hay distintos estilos de cerveza, se necesitan diferentes tipos de vasos para disfrutarla al máximo. Te presentamos la colección de vasos para cerveza de Crate and Barrel.

 

Vaso para Cerveza Artesanal – 473 ml

Este vaso alto tiene un perfil cilíndrico ideal para disfrutar cervezas de centeno tipo Kolsch y Bock, que tienen texturas más espesas y sabores más fuertes que las Lagers convencionales, con una graduación alta de alcohol. Es una reinterpretación moderna del vaso Stange, un modelo cilíndrico muy popular en Alemania. Esta nueva versión tiene líneas aerodinámicas que amplifican los matices de la malta y se amoldan a tu mano.

 

 

Vaso IPA – 532 ml

Este vaso para cerveza IPA fue creado por Spiegelau, cristalería alemana, en colaboración con dos cervecerías estadounidenses, Dogfish Head y Sierra Nevada. La cerveza Indian Pale Ale fue creada a finales del siglo XVII por un cervecero londinense que buscaba una Ale que soportara los largos viajes en barco hasta la India, donde se había establecido la Compañía Británica de las Indias Orientales. Dado que en esa época no existían los procesos de refrigeración ni pasteurización, los altos contenidos de alcohol y tazas de lupulización evitaban que la cerveza se agriara, y le dieron su característico sabor fuerte y amargo.

 

 

Tarro de Cerveza Iittala Krouvi – 591 ml

Este tarro, diseñado en Finlandia en 1973, es ideal para un gran rango de cervezas. Sus paredes gruesas aíslan la temperatura de la bebida para evitar que se caliente, así como su mango, que evita que el calor de tu mano se transfiera al vaso. Su resistencia te permite guardarlo en el congelador para disfrutar de la cerveza más helada y vigorizante que has probado.

Además, los detalles en su construcción realzan su belleza simple: paredes texturadas con medidas en relieve, un borde pulido suave, y forma ancha de buena capacidad.

 

 

Vaso Bruges – 473 ml

Este vaso, inspirado en la tendencia actual de las cervezas belgas -cerveza de abadía, afrutada, blonde, doble o triple- está fabricado en Alemania con los más altos estándares de brillo, durabilidad y resistencia a raspones. Su forma se angosta hacia la punta, lo que le permite conservar el aroma y acentuar el sabor de la cerveza. El vaso tulipán con tallo es ideal para cervezas belgas y otras variedades con sabores fuertes. Su abertura ancha permite al cervecero analizar minuciosamente sus aromas y sabores.

 

 

Vaso Pinta con Corona – 591 ml

Vaso Media Pinta con Corona – 266 ml

El vaso pinta se popularizó en Inglaterra a mediados del siglo XX, donde reemplazó los tarros tradicionales de peltre, cerámica y vidrio. Nuestra versión es conocida como “nonic”, y se distingue por una pequeña protuberancia en el lado del vaso, ideada para mejorar el agarre, evitar que los vasos se empalmen cuando están apilados, y para darle mayor resistencia general, además de favorecer la formación de espuma.

Las leyes británicas indican que la cerveza de barril se debe vender en la medida imperial oficial, una pinta, por lo que se deben tomar ciertos pasos para asegurar que el vaso tenga la capacidad correcta. La corona grabada en el vaso es el sello de aprobación oficial de La Corona, indicando que es un vaso de pinta genuino.

 

 

Vaso para Cerveza de Trigo – 709 ml

Este vaso alto y curvado estilo Weizen está diseñado para servir cervezas de trigo, que se caracterizan por contener una alta porción de malta de trigo, lo que les da una tonalidad clara y un sabor suave. La altura del vaso permite presumir el tono dorado y cristalino de la cerveza, y su boca ancha fomenta la formación de la espuma característica, que captura los aromas y crea un contraste vibrante con el color áureo del líquido. Es fabricado en Polonia por Krosno, un colectivo de vidrieros artesanales que data de 1923.