Lámparas E Iluminación, Un Elemento Estelar Para Crear Ambientes En Tu Hogar.


Las lámparas no solo aportan luz a un ambiente; también sirven para acentuar los espacios y crear atmósferas únicas.

La iluminación es una parte fundamental de la decoración. Así como un fotógrafo presta especial atención y tiempo para encontrar la luz que más favorezca al hacer un retrato, así los decoradores prestan atención al diseño de la iluminación.

La iluminación en casa cobra relevancia cuando comprendemos que su utilidad no es exclusivamente estética sino que también influye en el estado de ánimo de las personas. No es lo mismo llegar a casa después de un día de trabajo y sentarse a relajar en un sofá con luz difusa de una lámpara de mesa o de pie, que bajo la luz blanca de dos focos qué penden del techo.

Es importante saber qué, en interiorismo existen cuatro tipos de iluminación principales: General, ambiente, dirigida y decorativa.

GENERAL

La general tiene la función de iluminar un espacio de forma uniforme, es decir, si estás de noche en casa y buscas tus lentes, la luz general va a ser la más útil para ayudarte a encontrar tus gafas pues habrá una luz similar en toda la habitación. Las lámparas de techo son ideales para esto.

AMBIENTE

Ésta es más tenue y tiene como objetivo crear un entorno más cálido y relajado en la decoración. Es una iluminación difusa que genera un ambiente mas obscuro ideal para relajarse después de cenar.

Las lámparas para lograr éste efecto son las de pie o mesa, frecuentemente con pantallas que hacen que la luz salga indirecta.

DIRIGIDA

La luz dirigida, también conocida como funcional, ilumina un punto concreto en donde se realiza una actividad determinada. Una lámpara de noche, sobre un escritorio o a un costado de un sofá son algunos ejemplos.

Las lámparas flexibles o retráctiles son ideales para lograr esta función. Ya sea sobre una mesa o de pedestal, lograrán el objetivo de dirigir el as de luz a un punto específico.

DECORATIVA

La iluminación decorativa tiene como única función destacar un punto visual de la habitación.

Si colocas una lámpara sencilla en una esquina, crearás un halo de luz que añadirá carácter y personalidad a cualquier objeto que ilumine. Dependiendo del tamaño y modelo de tu lámpara, también puedes ponerla en el piso en una de las esquinas opuestas a la puerta de entrada, con el fin de colocar delante un objeto para destacar, como una planta grande, un jarrón de cerámica o una vasija decorativa.

Como siempre, nos gustaría recordarte que es importante tener en mente cuál es el objetivo que tienes al crear un espacio. Con ello te invitamos a seguir nuestras redes sociales y si encuentras un contenido que despierte tu creatividad, no olvides compartirnos y mencionarnos en nuestra cuenta de Instagram @cratebarrelmx